CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Este artista español nacido en Elche empezó a experimentar con el collage digital hace apenas dos años, sin más voluntad que la de evadirse. Ahora, 24 meses más tarde, su obra ha llegado a multitud de publicaciones internacionales y a miles de seguidores que no le pierden la pista en las redes sociales. Hablamos de Naro Pinosa, autor de obras que mezclan todo tipo de inspiraciones, desde el arte helénico hasta la fotografía contemporánea, pasando por todo lo demás: cualquier cosa que vea, oiga o lea y despierte algo en su interior.
Empecemos con las presentaciones, háblanos un poco de ti y de lo que haces profesionalmente. ¿Cómo ha sido tu carrera artística hasta el día de hoy?
Naro Pinosa, 36 años, Sagitario. Soy amante del cine y del kitsch televisivo. Mediterráneo por los cuatro costados; no podría vivir sin mar, sin chuches, y sin una buena charla y un cigarro con amigos. Superviviente del sistema.
Actualmente, trabajo como monitor socio sanitario en una escuela-taller de empleo para adultos, una experiencia muy chula y que cada vez me va agradando más. En cuanto a lo de carrera artística… considero que estoy aún calentando. Rat race, aunque marcando terreno: eso me mola (risas).
Y, ¿en qué momento y por qué empiezas a interesante en el mundo del collage digital?
Fue hace un par de años, durante un parón laboral, como forma de evasión, de manifestación. Fue una forma de decir, "¡aquí estoy, y soy esto!" La verdad es que nunca pensé que fueran a tener tanta repercusión, son algo tan personal…




¿Cómo definirías tu estilo creativo? En tu caso, la etiqueta es algo complicado, y eso es, a la vez, algo positivo.
Mi estilo es bizarro, candy. Todo depende de mi estado de ánimo. Me molaría ser más cuidadoso y perfeccionista, pero soy incapaz: me desespero muy fácilmente. Aunque si lo fuera, tal vez mis collages perderían su gracia.
Si algo tienen en común, es que es prácticamente imposible quedarse indiferente ante ellos: mezclas arte helénico con fotografía contemporánea, la anatomía humana con la animal más salvaje, o incluso con arquitectura y naturaleza. ¿Cómo es el proceso creativo que hay detrás?
Me dejo llevar por la imagen, no sigo ningún patrón. Si la imagen me atrae o despierta algo en mí, empiezo a jugar con ella. La obra bebe de todo en general: fotografía, pintura, música, iconografía pop… En definitiva, todo aquello que veo, leo y oigo.
"Tengo una lucha constante con la censura en determinadas redes, pero me agrada jugar con ello y saber hasta qué punto una imagen puede resultar reprobable."
Podríamos decir que, de alguna manera, tu galería son tus redes sociales, que actualizas prácticamente a diario. ¿En qué te benefician más estos medios como artista? Y también al contrario, ¿qué destacarías como aspectos negativos?
Son una forma fácil, directa y accesible de comunicación (algunas más benévolas que otras). Tengo una lucha constante con la censura en determinadas redes, pero me agrada jugar con ello y saber hasta qué punto una imagen puede resultar reprobable. 
"Bradicárdico, censurado, tenaz, flamingo" son las palabras clave que hay en tu bio de Instagram. ¿De qué forma hablan ellas de ti?
Bradicárdico, porque lo soy.
Censurado, porque es la tercera o cuarta cuenta de Insta que me cierran.
Tenaz, porque no les va a resultar fácil librarse de mí.
Flamingo, porque me gusta el rosa
Ya para acabar, háblanos de lo que está por venir. ¿Cómo se plantea el futuro próximo para ti? 
No sé que pasará mañana, pero quiero estar presente.


Texto
Cris Blanco
Retrato
Patricia Pastor

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados