CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

Escondida entre las calles del barrio de Sant Antoni descubrimos Valnot, una tienda de antigüedades y restauración de carácter singular. Al traspasar la puerta, nos encontramos con un espacio cálido y acogedor, lleno de contrastes, en el que conviven vanguardia, tradición y modernidad. David Castellet, su propietario, nos recibe con una sonrisa, mientras nosotros no podemos dejar de mirar asombrados los mil y un objetos que allí se reúnen.

Sillas de todas formas y tamaños, mesas para el té y el café, recipientes y vasijas de cristal de mil y un colores, figuritas que nos trasladan a una infancia olvidada... Piezas vintage que cautivan con su marcada personalidad. Especial atención merecen algunas de las lamparas repartidas alrededor de la tienda (entre las que se encuentra un secador de peluquería reconvertido), que son de las más curiosas que hemos visto en toda Barcelona. Valnot es un lugar que, en palabras de David, nació con el objetivo de: ”Dejar que el tema de las antigüedades y la restauración sea algo elitista, para que pueda estar al alcance de todo el mundo.” La tienda, es un refugio para todos esos objetos que han caído en el olvido de sus propietarios: “Rescato aquello que ya nadie quiere, aquello que la gente da por perdido, y les doy una nueva vida mediante la restauración” nos explica. Además de restaurar, David también produce piezas de creación propia: “Fusiono y reciclo diferentes elementos de objetos que no se pueden recuperar para dar forma a nuevas piezas con un toque personal.” comenta, a la vez que nos enseña un sillón realizado a partir de un asiento de coche.

Ocasionalmente,Valnot, también cumple las funciones de galería de arte y acoge exposiciones de diversos creadores; una formula muy acertada que permite acercar la restauración a un público menos convencional, y que además, da lugar a un interesante diálogo entre los objetos de la tienda y las obras de los artistas. Para finalizar nuestra visita, en la planta superior, encontramos el estudio, el corazón de Valnot, el lugar donde todo cobra vida; un espacio en el que David pasa buena parte del día trabajando y que comparte con todo aquel que quiera aprender a restaurar ¡Nosotros ya estamos planeando que objeto nos gustaría reciclar!

TEXTO
ESTIBALIZ ARIZ

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados