CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
En su última edición el Primavera Sound ha mostrado músculo, no solo ha sido la que más asistentes ha tenido, sino que, como ya sabéis, agotó sus abonos por primera vez en su historia, incluso meses antes de la celebración del festival. La expectación este año ha sido grande y no es para menos: tan solo con nombres como LCD Soundsystem, Tame Impala, Sigur Rós o PJ Harvey ya era para estar emocionado, pero es que además este año venía Radiohead. Y eso ya son palabras mayores. Este no iba a ser un Primavera Sound contenido, este iba a ser el más grande de todos. ¿Lo ha sido?


La respuesta es que han habido conciertos realmente memorables. Radiohead fue majestuoso. Los de Oxford ofrecieron un setlist exquisito en el que primero dieron un repaso a su último trabajo, A Moon Shaped Pool, que en directo suena espectacular, en especial Daydreaming y Decks Dark. Pero no se quedó ahí la cosa, también repasaron con acierto todos los discos publicados por la banda, imposible que un fan no se sintiese profundamente emocionado al escuchar Karma Police, Talk Show Host, Paranoid Android o 2+2=5. Y si a eso sumas que cerrarón con Creep, lo dicho: un setlist casi perfecto.

Antes de que Thom Yorke y los suyos saltaran al escenario Heineken lo hicieron Savages, y ¡dios mío! fueron un torbellino, cualquier banda de rock del mundo firmaría por lo menos una vez en su vida por poder hacer un show como el que dieron estas mujeres: energía, fuerza, sudor, rabia, simplemente brutal.

Un día antes Tame Impala, aunque tuvieron algún problemilla de sonido, demostraron que ahora mismo están a un nivel superlativo, su concierto fue divertido, luminoso y brillante, un ejemplo perfecto de cómo te esperas que sea una actuación en un festival, incluso con papelitos volando, ¿qué más queréis?

LCD Soundsystem son contundentes y precisos, una máquina perfectamente engrasada que funciona en directo de manera deliciosa, y que hace imposible no dejarse llevar y dejarte las zapatillas de tanto bailar.

El sábado fue el turno de PJ Harvey, otrora diosa del indie, ahora diosa a secas. Majestuosa y enorme. Lo suyo es una mezcla de ternura y sabía, amor y política, drama y conciencia social, Polly Jean venía a presentar The Hope Six Demolition Project y fue maravilloso.

Justo después se presentaron Sigur Rós, lo de la banda islandesa es un show audiovisual inigualable, la complejidad y sutileza de sus canciones acompañada de unos visuales hipnóticos son memorables, y aunque tal vez el formato festival no es el más adecuado para disfrutar al completo la experiencia Sigur Rós, no seremos nosotros quienes nos quejemos de tener la oportunidad de ver a estos gigantes desplegando su magia en un festival.

Podemos jugarnos un brazo y no lo perderíamos a que el concierto más divertido de este año lo dieron Ty Segall & The Muggers, ese show fue una auténtica locura: volaron las personas, voló Ty, volaron las cervezas y se desató la histeria colectiva cuando un chaval del público empezó a berrear micrófono en mano (el mismo micrófono que Ty había perdido mientras el público le alzaba enloquecido) primero desde la primera fila y luego ya invitado por el propio Ty desde el escenario. Y sí, tal vez la broma duró un poco más de la cuenta, pero las risas y los saltos que nos pegamos valieron la pena. El sonido de Ty Segall & The Muggers en una apisonadora que lo mismo echa mano del hardrock que del garage o del trashmetal más demente. Bizarros y descacharrantes a partes iguales.

También tenemos que destacar los conciertos de Air, Deerhunter, The Last Shadow Puppets, The Avalanches y Moderat. Por contra habría que decir que fue bastante generalizada la sensación de que el audio era bajo en muchas de las actuaciones. ¿Fue este el mejor Primavera Sound de la historia? Probablemente no, pero sabido es que eso es muy relativo. Para un fanboy de Radiohead como el que escribe estas líneas será el que más recuerde pasados los años. Lo que realmente importa ahora es, ¿con cuánta expectación esperamos el Primavera Sound 2017? Y ahí la respuesta está clara: con muchísima. Porque si algo ha construido a lo largo de los años este festival es que podemos confiar en que presentarán un cartel calidad. Primeros abonos a la venta el 15 de junio.

Texto
Poncho Paradela
Fotos
Eric Pamies

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados