CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

A Hedi Slimane casi no hace falta presentarle. El mismo que cambió la estética de la silueta masculina a su paso por Dior Homme y, el que en un abrir y cerrar de ojos, transformó el nombre de la mítica maison francesa en la ahora Saint Laurent, es además, y mucho antes que diseñador, un aclamado fotógrafo con un don innato para anticiparse encontrando y reflejando lo cool a través de sus imágenes.

Para él es imposible disociar su trabajo como diseñador de su obra fotográfica, ambos funcionan bajo un mismo discurso, siendo la fotografía el elemento fundamental detrás de sus diseños y la que le otorga un contexto cultural a sus propuestas. Desde los once años siempre le acompaña una cámara allá donde vaya, acumulando imágenes para su archivo personal y, como es poco dado a escribir y aún más a conceder entrevistas, hace de sus instantáneas un medio silencioso para dialogar y mostrar de alguna forma sus pensamientos y experiencias. Es palpable que lo que le hace diferente es su visión, una actitud alrededor de la cual gira todo su trabajo y una forma de captar y expresar la modernidad anticipadamente que se refleja en todo lo que toca. Él mismo ha afirmado que siente la necesidad de experimentar con el cambio y que lo hace de una forma intuitiva pero siempre tratando de evitar ideas preconcebidas sobre la relevancia del presente frente al pasado. Como dijo de él su buen amigo Lagerfeld, sí, el mismo que perdió unos cuantos kilos para poder enfundarse en sus pitillos para Dior Homme: “Hedi es uno de los pocos diseñadores que tiene más de una doble visión de lo que está pasando a su alrededor y es capaz de traducirlo en diseños e imágenes.”

Ha logrado que sus fotos y vídeos posean una identidad visual muy distintiva, eliminando el color prácticamente de toda su obra, justifica su preferencia por el blanco y negro, tanto en su fotografía como en sus diseños, no solo por ser una referencia a la herencia iconográfica de la fotografía musical sino también como un rechazo a la inmediatez del color. Es capaz de transmitir el verdadero carácter de los protagonistas de sus fotos y no trata de hacer un acercamiento sexual sino más bien desde la vulnerabilidad y el romanticismo. Sus fotos hablan de la felicidad o al menos de la búsqueda de la misma y los temas más recurrentes son la música como fuente de reciprocidad entre los fans y el artista en un intercambio de energía que les une, así como la cultura juvenil explorando la estética adolescente en relación a la música como un factor de construcción y transformación de la identidad. Y por supuesto, no podemos olvidar su incursión fotográfica en la moda. Desde sus fotos documentando su primera etapa en la entonces YSL con imágenes muy personales del backstage y posteriormente los fittings durante sus años en Dior Homme, hasta los numerosos editoriales que ha fotografiado para las mejores cabeceras. Además, desde su regreso a Saint Laurent en 2012, realiza y dirige todas sus campañas publicitarias y ha comenzado un proyecto especial, llamado Music Project Campaign, donde aparecen desde Daft Punk hasta BB King envueltos de pies a cabeza en las prendas de la marca.

Durante todos estos años ha publicado varios libros de fotografía y realizado numerosas exposiciones. Su primer libro, Berlin, vio la luz en 2002 y a este le han sucedido diferentes exposiciones, entre ellas, su paso por Benicàssim plasmado en MUSAC en mayo de 2007 e incluida posteriormente en Rock Diary donde compilaba diez años de fotografía rock en tres volúmenes. La expo California Song, realizada a través de proyecciones, como una ventana al espíritu de Los Ángeles con sus palmeras, los símbolos más americanos, surf, skate, californian girls, tatuajes, luminosos...Y la publicación de Anthology of a Decade en 2011, una edición limitada de cuatro libros documentando sus últimos diez años en París, Berlín, Londres y Los Ángeles. A todo ello se suma su presencia online continuada desde 2006 con Hedi Slimane Diary, donde refleja la mayoría de sus proyectos comisionados, editoriales de moda, retratos a músicos, actores y ensayos personales entre otros.

Y para los que os hayáis quedado con ganas de más, dentro de muy poco estará en el país vecino. La Fondation Pierre Bergé-Yves Saint Laurent en París acogerá, del 18 de septiembre de 2014 al 11 de enero de 2015, “Sonic”: una exhibición retrospectiva sobre la obra fotográfica de Slimane durante los últimos quince años y su visión de la escena musical, incluyendo fotos inéditas de algunas leyendas como Lou Reed, Brian Wilson, Amy Winehouse y Keith Richards. También contará con una instalación de video documental, comparando la escena rock en Londres de 2003 a 2007 con el movimiento musical actual en California, ¡qué mejor excusa para escaparse a la ciudad de la luz!

TEXTO
CARLOTA WINDER

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados