CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Desde el 30 de junio y hasta el 10 de julio se celebrará en Barcelona la 21ª Muestra de Cine Gay y Lésbico FIRE!!, bajo el lema de “Liberté, Egalité, Diversité”. El festival propone 56 títulos entre cortometrajes, documentales y largometrajes que giran entorno a la temática LGTB. En esta edición, se pondrá especial énfasis en el papel de la mujer en una sociedad gobernada por la violencia. Además de las propuestas relacionadas con el séptimo arte, FIRE!! también organiza una serie de mesas redondas, conferencias, presentaciones con directores, proyecciones, exposiciones y fiestas para dar voz y visibilidad a colectivos y asociaciones que trabajan para defender los Derechos Humanos. A continuación te revelamos diez títulos imprescindibles que no puedes perderte en esta edición de FIRE!!


La Belle Saison (Catherine Corsini, 2016)

Este largometraje es el que se encargará de dar el pistoletazo de salida del festival. Narra la historia de una chica de pueblo que, ansiosa por deshacerse del peso de la tradición y abrirse al mundo moderno, llega a París en plena explosión del feminismo de los años setenta. Allí conoce a un grupo de mujeres militantes y eso cambiará su forma de ver el mundo. A partir de aquí, se desarrollará un romance entre ella y una de las activistas. Con la militancia y el compromiso político como temas de fondo, la película acaba centrándose en la naturalidad de estas dos mujeres que sólo desean amar y ser libres.



Marzipan Flowers (Adam Kalderon, 2014)


Desde Israel, en clave humorística y rozando la psicodelia, nos llega esta tragicomedia kitsch sobre transexualidad e irreverencia. Fans de Almodóvar o Xavier Dolan: no os la perdáis. El jovencísimo director, que también es guionista, diseñador de moda, músico y videoartista, se posiciona con este título como uno de los talentos más frescos del nuevo cine israelí. Esta es, sin duda, la propuesta más extravagante del festival gracias a un picante guión, una puesta en escena que se acerca a lo grostesco y un vestuario que no se queda corto.



Hockney (Randall Wright, 2014)


A sus 77 años, David Hockney sigue trabajando en su estudio día sí día también. Este documental, hecho en parte gracias a que el mismo artista ha dado acceso a su archivo personal de fotografías y películas, es una mirada en profundidad sobre la vida del pintor. El director Randall Wright junta las piezas para fijarse en el carisma y la personalidad de Hockney, al que describe como despreocupado y mágico. El resultado es un tributo cautivador y entrañable de un gran artista y su obra, pero es también un retrato de una de las personalidades más especiales del mundo del arte.



Théo et Hugo dans le même bateau (Olivier Ducastel & Jacques Martineau, 2016)

Dos actos. En el primero, instinto, sexo y mucho claroscuro. En el segundo, cabeza, texto puro y dos personajes solos por las calles de París. Un ejercicio cinematográfico en toda regla, tanto a nivel visual como dramático. Un ensayo conmovedor y sin pelos en la lengua. Una pieza imprescindible de esta edición del festival. No sorprende que los directores estén recibiendo la atención de todo el mundo.



Suited (Jason Benjamin, 2016)

Sundance y Toronto. La hermana de Lena Dunham, Grace Dunham. Este documental sigue la historia de una sastrería de Brooklyn que rechaza de la dicotomía de género y, por ello, cada uno de sus trabajos está pensado y hecho para la personalidad de su cliente y no para su supuesto género. La premisa del director es que muchos de nosotros tenemos muy claro cómo vestirnos cuando nos levantamos por la mañana, pero hay personas para las cuales esta decisión no es tan sencilla. Y quizá no debería ser una cuestión de blanco o negro. La esperanza del director es que el público se reconozca, aunque sea de forma recóndita, en sus historias como si fueran un espejo.



Stories of our lives (Jim Cuchu, 2014)


‏La homosexualidad en Kenia es un delito que está penado con la cárcel. Pero quizá la presión social es aún peor. Stories of our lives son cinco historias basadas en hechos reales que tratan sobre las vidas de gente que sufre la brutalidad de la homofobia en este país del este africano. El colectivo artístico Nest Collective empezó este proyecto como una recopilación de testimonios de la comunidad LGTB keniana, pero el proyecto resultó tan prometedor que decidieron llevarlo a la gran pantalla, aunque fuera sin medios ni presupuesto. En el festival de Toronto ya dejó más de una boca abierta y estos sesenta minutos de blanco y negro se postulan como una perla del cine independiente.



Let the record Show (Demetrea Dewald, 2013)

‏Nueva York, 1988. La ciudad era peligrosa y fascinante, una bestia urbana. La revolución sexual había dado paso a una liberación sin límites. Por desgracia, nació una enfermedad desconocida que iba a llevarse muchas vidas por delante. Muchos artistas que eran abiertamente gays fueron vistos por las autoridades como nidos de enfermedad, como desechables. Este metraje nos recuerda, y más vale no olvidarlo, por qué tuvo lugar la crisis del SIDA en los años ochenta y noventa: un gobierno americano que dio la espalda a una parte de sus ciudadanos por razones morales y religiosas, unos medios poco comprometidos y menos combativos y una sociedad férrea anclada en la tradición y en el miedo. Un documental importante.



Tomcat (Händl Klaus, 2016)

Otra de las películas indispensables de esta edición de FIRE!! Premiada a mejor película LGTB en la Berlinale de este año, “Tomcat” cuenta la historia de una pareja gay, Stefan y Andreas, que vive en armonía en su casa de Viena. Tienen un gato y se entienden muy bien: los dos son músicos en la misma orquesta y comparten amigos y pasiones. Sin embargo, un día como cualquier otro, Stefan quiebra esta felicidad sin previo aviso. El repentino desconocimiento del otro hace que se derrumbe una relación que había sido cuidada durante años y los personajes se ven obligados a empezar una carrera de obstáculos a contrarreloj.



What’s between us (Claudia Lorenz, 2015)

Frank es un hombre casado y con hijos. Su mujer, Alice, cada vez se siente más distanciada de él y le culpa por ello. Frank no lo admite, pero en el fondo sabe que ella tiene razón. Después de dieciocho años de matrimonio, Frank se da cuenta de su atracción por los hombres. La decisión difícil deberá tomarla Alice: romper la estabilidad de la familia o intentar aceptar la situación con ternura y comprensión. Una mentira tan enterrada como la que Frank escondía no puede hacer otra cosa que derrumbar lo que se ha construido sobre ella cuando la verdad sale a la luz. Así pues, esta es la historia del declive de una familia sólida con una visión a veces optimista que apunta a la reconstrucción.



Feelings are facts: the life of Yvonne Rainer (Jack Walsh, 2015)

Coreógrafa, revolucionaria, cineasta y provocadora de profesión, Yvonne Rainer ha sido una de las figuras artísticas más influyentes de los últimos cincuenta años en las esferas del feminismo y LGTB. Empezó haciendo performance bajo la protección de John Cage y Merce Cunningham y dio la vuelta al mundo de la danza cuando incorporó, en 1962, movimientos cotidianos como andar o tropezar en sus coreografías. Años más tarde, volvió a hacer lo mismo con el cine de vanguardia americano, introduciendo nuevas técnicas narrativas. Este documental repasa la trayectoria de una artista que, a día de hoy, no ha dejado de cuestionar lo establecido.


Words
Aida Belmonte

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados