CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK

El​ ​26 es el número atómico del hierro, ​ pero desde hace tres años, este número adquiere un nuevo significado gracias a el26: una forma de mirar objetos, ideas y muebles desde la perspectiva d ​e este mineral. A veces acompañado​ de madera, a veces de pizarra o cuerda; siempre con alma. En la dirección creativa y producción de este proyecto se encuentra Emilio Lezaun. De la agencia de publicidad ​,​ al taller. De pensar con la cabeza​,​ a pensar con las manos. Un simple cambio de estado, de la materia como respuesta a la necesidad de seguir generando nuevos mundos posibles.

“El creativo, sea de la disciplina que sea, necesita que le digan que está haciendo bien su trabajo, sentir que gusta y que ha acertado con esas propuestas en las que ha puesto toda su pasión. Así que busca nuevos caminos en el momento que deja de hacerlo. Supervivencia pura y dura”. ​el26 fue el resultado de esa búsqueda para Emilio Lezaun, a quien toparse con hierro en el camino no le pareció un obstáculo, si no todo lo contrario. Una soldadura de arco como regalo de cumpleaños le devolvió a su afición adolescente, cuando echaba horas ayudando a su tío en el taller. Una afición que hace ya más de tres años se convirtió en un proyecto a base de ensayo y error, de pensar que “la mejor manera de hacer algo es intentar hacerlo”.

En el26 conviven dos facetas: una puramente artística, de creación de piezas con hierro, y una más funcional, de fabricación de muebles únicos a medida. El proceso de producción es siempre diferente, no hay un ritual de trabajo o timings. Una idea puede surgir de una conversación entre amigos, de unos tableros sobrantes de la encimera de la cocina, o de un objeto abandonado, “a veces los busco, otras me encuentran a mí. Se trata de destruir para volver a construir. Para que algo vuelva a ser en esencia lo que ya era, o no”.

Todos los objetos se diseñan con la promesa de que tendrán una historia única detrás, una historia también escrita en papel que quizá cuente a sus amigos quien la reciba. “Me gusta poner patas arriba la relación entre el significado y el significante. No solo entiendo el humor de esa manera, sino que además es un truco que utilizo como detonante para empezar a trabajar. Quizá sea un defecto que conservo de mi faceta publicitaria, en la que siempre trato de ponerme en otro lado para mirar”. Dentro del taller, en el Maresme, mucha improvisación, ideas que beben de la música, la literatura, la cocina o las series de televisión, e ingenio para ir solventando los problemas técnicos que surgen al trabajar el hierro, un material que sorprende por la calidez final que otorga a las piezas pero difícil de entender durante el proceso de soldadura. Y también está el cansancio. “Es importante aprender a parar cuando estás tan agotado que ya no te sale nada. Yo estoy en ello”.

En la eterna lucha entre estética y funcionalidad, resulta fácil saber qué pesa más en un proyecto en el que el protagonista es el hierro. “Pero me gusta pensar que las cosas sirven para algo. ¿Es funcional una silla en la que nunca te sentarás pero que será el centro de las miradas en tu salón?”. En el26 hay sitio para reflexiones como ​é​sta o las que circulan en torno a la sostenibilidad. Save the ​Muebles es un concepto nacido dentro del proyecto que plantea la reinterpretación y reconstrucción de objetos abandonados con la idea de recuperar cosas que otros piensan que deberían pasar a mejor vida.

A pesar de definirse como un tipo “yomeloguiso” y poco mitómano, Emilio Lezaun ha abierto el26 a colaboraciones con otros creadores, como Mr. Karton, y no se lo piensa dos veces a la hora de alabar otros proyectos: “Si tuviera que recomendar a alguien, sería John Neeman de Neemantools, que fabrica cuchillos, hachas y fundas de cuero para protegerlos, en una cabaña de madera rodeada de nieve. Me inspira mucho ese silencio. También le echaría un vistazo al trabajo de la gente de Herriott Grace”.

TEXTO
ANA FERNÁNDEZ
RETRATO
EMILIO LEZAUN

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados