CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
Si no utilizamos la tecnología para ver cosas diferentes, la estamos desperdiciando. La afirmación no es mía sino de Memo Akten, artista de reconocido prestigio (cuyo trabajo se ha podido ver, por ejemplo, en el Victoria & Albert Museum o en la Royal Opera House), que hace uso de avanzados sistemas de electrónica, software y hardware para crear experiencias multimedia que nos ayudan a contemplar nuestra existencia y aquello que nos rodea con otros ojos. La instalación Deep Meditations auspiciada por ME by Meliá, llegaba a Sónar+D después de haber sido presentada en un formato más pequeño en el Atrium de ME London. Algo más de mil personas pasaron por allí para sumergirse en una experiencia visual altamente estimulante.

Memo Akten muestra cierta reticencia cuando habla de inteligencia artificial al referirse a su trabajo. Él prefiere hablar de ‘aprendizaje automático’. La verdad es que para alguien no del todo familiarizado con estos temas, como una servidora, es fácil perderse en conceptos tan abstractos como los relacionados con el big data, pero no es del todo difícil entender cuando el artista habla, al referirse a su pieza Deep Meditations, de una red neuronal artificial, entrenada en seleccionar ciertas imágenes (las etiquetadas en Flickr con la palabra ‘todo’ o con otras etiquetas como ‘vida’, ‘amor’, ‘arte’, ‘naturaleza’ o ‘fe’), y ciertos sonidos (cánticos religiosos y espirituales, oraciones y rituales de todo el mundo, extraídos de Youtube) que luego procesa, funde y convierte en esta especie de película inmersiva ante la que te quedas absolutamente embelesado. ¿El resultado? Un viaje meditativo y sensorial de una hora de duración, que transcurre lentamente (a veces es necesario fijarse, y mucho, para apreciar las sutiles variaciones que se van dando en las imágenes), meticulosamente elaborado. Como el propio Akten dice: “Una meditación sobre la vida, la naturaleza, el universo, y nuestra experiencia subjetiva sobre todo ello”.

En paralelo a la instalación, el ME Sitges Terramar se convirtió en otro de los epicentros de la colaboración con Sónar+D con la celebración de un Holistic Brunch, ideal para recuperarse de la noche anterior del festival, con platos saludables y cócteles de fermento como la kombucha.

Texto
Ona Poveda

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados