CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
La cita cinematográfica más significativa de Latinoamérica llega a su 34a edición. El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que se celebrará entre el 9 y el 18 de noviembre, muestra, en la ciudad argentina, trescientas películas de más de cincuenta países. 

Organizado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), el evento, que se rige como uno de más internacionales, cuenta con diversas secciones que garantizan que todas las piezas tengan cabida: secciones de panorama (que reúnen nombres y títulos de la cinematografía mundial como, por ejemplo, Roy Andersson, Abbas Fahdel, Mati Diop o Andrés Duque), focos y retrospectivas (en las que se homenajea a figuras destacadas como Jonas Mekas o Djibril Diop Mambéty), y restauradas y rescatadas (para evitar que, con el paso del tiempo, se pierda películas que es conveniente recordar). Y entre tanta variedad, te ayudamos a elegir con algunos de los títulos que no te puedes perder.

Parasite, de Bong Joon-Ho
Tras el éxito cosechado con Snowpiercer (2013) y Okja (2017), el director Bong Joon-ho vuelve a Corea del Sur para llevar a la gran pantalla una historia cercana a los inicios de su carrera: Parasite, que se relaciona directamente con su debut en el cine, Barking Dogs Never Bite (2000), por su impecable combinación de retrato social y comedia negra. Cuando su hijo mayor empieza a dar clases particulares en casa de la acomodada familia Park, comienza, entre las dos familias, una relación imprevisible en la que las cosas no son lo que parecen. Sin caer en la condescendencia, Bong Joon-Ho utiliza las herramientas que le proporciona el cine para contar la historia con la que evidencia la realidad de un mundo desolador, dominado por la ambición y el dinero, y donde la esperanza parece ser solo una trampa más.

Family Romance LLC, de Werner Herzog
Trabajando con un pequeño equipo y siendo su propio camarógrafo, Herzog captura las idiosincrasias de la condición humana. Ambientada en Japón, Family Romance LLC, además de ser el título de la película, es el nombre de la compañía que alquila sustitutos humanos para todas las necesidades de sus clientes: un pariente para un evento social, alguien a quien culpar por un error en el trabajo, un extraño que ayude a revivir un buen momento. El film se centra en el caso concreto de una madre que le pide a Yuichi Ishii, CEO de la empresa Family Romance LLC –que existe, también, fuera de la gran pantalla–, que se haga pasar por su marido ausente y reconecte con su hija, una niña de 12 años. La relación sobrepasa la intensidad y afectividad previstas, comprometiendo lo que era un simple acuerdo comercial.
Herzog, a sus 76 años, no ha dejado de trabajar, tanto en ficción como en documental, y de mezclar ambos géneros cinematográficos, hasta el punto de fundir ambas vertientes en una sola. En Family Romance LLC, la unión de estos dos géneros da lugar a un largometraje con una mirada curiosa a los fenómenos sociales y culturales y con una situación, alejada de lo ordinario, que desemboca en una confusa red de transacción y emoción.

Felix in Wonderland, de Marie Losier
Un mundo hecho de sintetizadores, experimentos submarinos, coros de niños y perros eslovacos que mastican micrófonos; Marie Losier, a través del documental Felix in Wonderland, se adentra en el universo creativo del músico Felix Kubin. La directora y curadora francesa, que ahora tiene un ciclo de cine en el Jeu de Paume de París, ya está habituada a los retratos cinematográficos: George Kuchar (Eat Your Makeup!), Guy Maddin (Manuelle Labor), Richard Foreman (The Ontological Cowboy), etc. y se ha convertido en una retratista inusual, que otorga el mismo peso a la vida real de sus sujetos que a sus mundos imaginarios.
Ahora le ha llegado el turno a Kubin. Con su retrato del músico alemán, saca al descubierto los métodos de un artista electrónico cuyos impulsos dadaístas y movimientos de baile son parte fundamental de sus canciones; y viaja por la realidad y la ficción, por los sueños y las pesadillas que habitan las creaciones de este músico contemporáneo que no entiende de fronteras.

Liberté, de Albert Serra
Entre el exhibicionismo y el voyeurismo, lo visto y lo que no se ve, la lujuria y el tedio; el carácter provocativo y la índole histórica vuelven a fusionarse en Liberté, la ultima creación del cineasta catalán Albert Serra. Tras La Mort de Louis XIV (2017), el director vuelve a la gran pantalla con un proyecto que tuvo sus inicios como obra teatral en Berlín y siguió como una instalación en Madrid, para precisarse, posteriormente, en un film que acompaña a un grupo de aristócratas libidinosos, exiliados de la corte de Luis XVI, en una larga noche en la que concretan sus fantasías sexuales y exploran su filosofía del libertinaje.
"Es más transgresor lo que dicen que lo que se ve", sugirió Serra en su promoción en Cannes el pasado mes de mayo. Radical, provocador, revolucionario, heterodoxo… Albert Serra, fiel a su naturaleza, vuelve a alzarse como como nombre imprescindible del cine de autor contemporáneo y Liberté como material de visionado obligado para cualquier amante del cine.

Atlantics, de Mati Diop
Tras su experiencia como actriz en películas como 35 rhums (2008) o Sonámbulos (2010), la franco-senegalesa Mati Diop se aventura con su primer largometraje. Atlantics narra la historia de amor entre una joven llamada Ada, comprometida a casarse con alguien a quien no quiere, y Souleiman, un obrero que no cobra desde hace meses. Esta relación, que se desarrolla con la capital senegalesa de Dakar y el mar atlántico como telones de fondo, sirve de pretexto para hablar de la desigualdad y la falta de oportunidades para, más adelante, adentrase en los terrenos imprevisibles. Atlantics, estrenada en el Festival de Cine de Cannes 2019 –donde fue galardonado con el Grand Prix–, además de ser el debut de la directora, constituye una mezcla fantástica de romance, contenido socio-político y un paisaje de sueños surrealista en lo que resulta ser, sobre todo, una trágica historia de amor.

La botera, de Sabrina Blanco
Este coming-of-age retrata a Tati, una adolescente que crece en un barrio humilde surcado por un río contaminado, el Riachuelo. Con tan solo catorce años y acostumbrada a estar sola en un entorno problemático y confuso, decide ser botera. ¿El problema? El trabajo al que aspira ha sido, hasta ahora, un espacio especialmente reservado a los hombres y, además, ya casi extinto. Sus conflictos interiores se mezclarán con los de su entorno, en los que la familia y la sexualidad ganarán protagonismo. Actuación estelar de la actriz protagonista, Nicole Rivadero, quien encarna a la perfección ese momento en la vida en que debes definirte a ti mismo.

Texto
Claudia Luque & Arnau Salvadó

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados