CookiesWe use cookies to make it easier for you to browse our website. If you, as a user, visit our website, it is our understanding that you are granting your consent to the use of cookies. You may obtain more information on cookies and their use hereOK
El Barcelona Fashion Film Festival es una apuesta por un formato cada vez más en alza que lejos de fijarse solamente en los nombres ya consagrados apoya ante todo los nuevos talentos. Mañana jueves tendrá lugar la entrega de premios en el Museu del Disseny, en una gala que premiará en distintas categorías a ocho de los ciento cincuenta participantes. Alba Piris, Eva Font y Andrea López son las organizadoras de este festival que empezó como proyecto de final de carrera y ha acabado haciéndose realidad gracias al patrocinio de la plataforma cultural Movistar Artsy.
Empecemos por las presentaciones, ¿quiénes sois? ¿Cómo habéis llegado hasta aquí?
Somos Eva Font, Andrea López y Alba Piris. Tres jóvenes con ganas de luchar por sus sueños y que se han unido para formar un proyecto que engloba sus tres pasiones: la moda, el cine y la publicidad. Y así es precisamente como hemos llegado, creyendo en este proyecto y trabajando duro para que se haga realidad. Creemos en el destino y, por alguna razón, este quería que nos encontráramos.
La idea del Barcelona Fashion Film Festival surge como un trabajo de final de carrera. ¿Pensasteis que llegaríais tan lejos?
Alba: Desde el principio teníamos claro que el proyecto era bueno, pero hacía falta desarrollarlo bien y que te tomen en serio. Yo no sé Eva, pero en mi caso no creía que llegara tan lejos. No por falta de ganas, está claro, pero sí porque a veces es muy difícil encontrar respaldo en proyectos de estas magnitudes y al principio costó. ¡Pero aquí estamos! Y creo que es porque creemos en esto, y es lo que transmitimos.
Eva: Pues yo sí que sabía que algo haríamos relacionado con nuestro trabajo final de carrera, ya que cuando se me ocurrió la idea fue precisamente al ver que era una oportunidad de negocio y no un mero trabajo que se olvida una vez expuesto. Seré demasiado optimista para unos, pero tenía muchísima fe en el festival.
Andrea: Creo que cuando me uní no me planteé realmente hasta qué punto esto tendría visión de futuro más allá de esta primera edición. Lo único que tenía en mente es que era un proyecto que de verdad me gustaba y no solo quería formar parte de él sino conseguir que saliera adelante. ¡Por ahora parece que vamos por buen camino!
Estaba previsto que la convocatoria para participar en el festival coincidiera con el final de la edición de verano de la 080, pero debido al gran éxito de participación, se alargó el deadline para participar. ¿A qué creéis que se debe este éxito?
Eva: Yo creo que existía una necesidad latente en el mundo de la moda de un festival de estas características, ya que el fashion film está presente en nuestras vidas desde hace ya bastante tiempo. ¿Cómo era posible que una ciudad de referencia para la industria de la moda no tuviera un festival que apoyara este formato del futuro?
Alba: Es algo que en Barcelona no había cuajado y era un riesgo porque podía ser por dos motivos: que no se había encontrado la forma de hacerlo con éxito o que simplemente no había mercado. Sin embargo, nosotras queríamos intentarlo porque nos parecía increíble que Barcelona no tuviera aún un festival de estas características. Además, es importante remarcar que somos el primer festival que le damos tanta importancia al talento emergente y eso se ha notado en el número de participaciones, ya que la mayoría son nuevos talentos.
Andrea: ¡Exacto! Como dice Alba creo que el hecho de centrar un foco de atención en las nuevas generaciones ha sido la clave fundamental. Hemos alcanzado a un público que seguramente, por falta de medios y recursos, no acababa de encontrar el lugar donde darle la oportunidad de destacar a su trabajo. ¡Ahora solo falta correr la voz para los que todavía siguen sin encontrarlo!
Con tanta participación, ¿ha sido difícil escoger una selección de obras? ¿Cuántas obras se han presentado finalmente?
Eva: Se han presentado más de ciento cincuenta fashion films y más de cien han sido emergentes. Esto nos demuestra que hay una gran cantidad de jóvenes promesas que necesitan nuestro apoyo. Respecto a la selección, ha sido complicadísimo, ya que ni el propio jurado coincidía muchas veces al haber tantas piezas de una calidad exquisita. De hecho, ha sido un proceso mucho más largo de lo esperado y, aunque ha sido complicado, nos ha emocionado saber que vivimos rodeados de talento.
Alba: Estamos muy contentas porque se ha demostrado que las nuevas generaciones llegan pisando fuerte y con mucho nivel. Poder ser una plataforma para darlos a conocer era nuestro objetivo, y estamos muy orgullosas de todos los trabajos que han participado.
¿Cuáles son los aspectos que los comisarios/jurado han tenido en cuenta para elegir a los finalistas?
Han intentado separar los aspectos cinematográficos de lo que es el estilismo en sí para poder valorarlo todo de forma separada. Han tenido que dejar atrás los gustos personales e intentar valorar la integración coherente de la ropa en los fashion films, independientemente de si les gustaba o no.
Milán, Bruselas, Madrid, Berlín, Londres y ahora Barcelona. ¿Cómo esperáis que este festival sitúe a la ciudad en el mapa de los festivales de films de moda?
Alba: Esperamos que sitúe a Barcelona donde se merece, que siga siendo un referente en el mundo de la moda. Que no significa que antes no lo fuera sin este festival, ¿eh? Pero creemos que esto le puede dar un plus para seguir avanzando y adaptarse a lo que la moda va pidiendo para evolucionar.
Eva: No sólo un referente en el mundo de la moda, sino un referente en lo que a progreso y adaptación a la nueva era digital se refiere.
Andrea: Como alguien que se ha mudado hace relativamente poco, Barcelona siempre me ha parecido una ciudad muy guay a la hora de crear sinergias y colaboraciones en el ámbito del diseño, con una frescura que quizás otras comunidades no tienen. Me parece el sitio perfecto para arrancar y seguramente esta es la razón por la que se ha convertido en un lugar con tanta pluralidad de personas diferentes gracias a las que cada día nacen proyectos súper interesantes.
Hay algunas marcas que desde hace ya tiempo apuestan por este formato en detrimento de la publicidad tradicional, ¿qué ventajas diríais que presenta? ¿Qué aportan los fashion films a la imagen e identidad de las marcas?
Alba: Yo creo que es una manera de mostrar la esencia de una marca, su universo. Con la publicidad convencional estás vendiendo prendas, con el fashion film también, pero puedes ir mucho más allá y explicar su historia, su identidad.
Eva: Con el fashion film entra en juego el storytelling, que es fundamental hoy en día. El vínculo emocional con las marcas se ha convertido en la clave del éxito. Ya no compramos meros productos, sino estilos de vida, formas de pensar...
Andrea: Aportan libertad. Se trata de un concepto todavía tan nuevo e inexplorado que los límites todavía no se han definido.
En las redes sociales se ha referido a este certamen con el hashtag #WhenFashionMeetsCinema, un slogan que resume lo que son estos cortometrajes a la perfección. ¿Hay alguna otra característica que resuma lo que son los fashion films? ¿Qué le pedís a un buen fashion film?
Alba: Depende de los ojos con los que mires. Al final para cada persona el fashion film representa una cosa diferente. Habrá quien crea que tiene que ser como una editorial en movimiento, otro que tire más hacia el documental, o a lo experimental. Personalmente, para mí el fashion film es lo que surge cuando se encuentran el cine, la moda y la publicidad. Y es indispensable que tenga una historia. Eso es lo que pido en mi caso: que me cuente algo que me atrape. Cada marca o diseñador es un mundo, y requerirá de una historia más o menos profunda, pero debe haber una siempre.
Eva: Aparte de todo esto que dice Alba, yo tengo grabada una frase que escuché de Víctor Claramunt, miembro del jurado de esta primera edición: “Un fashion film es cuando la ropa se convierte en un personaje más”. Para mí esto resume a la perfección su esencia.
Andrea: En mi caso, siempre me ha fascinado ver cómo a través de la moda se puede descubrir el reflejo de una sociedad. Ocurre lo mismo con el fashion film. Una historia, un concepto, un sentimiento, llámalo como quieras, pero al final de lo que se trata es de conectar con el ahora de la gente.
¿Qué habéis tenido en cuenta a la hora de seleccionar al jurado?
Hemos intentado reunir figuras de los tres mundos que engloban el fashion film y profesionales que sean un referente en estos sectores: la moda, la publicidad y el cine.
En este certamen se da mucha importancia a talentos emergentes, tal y como se ve en los premios. ¿Cuáles son los requisitos para que una entrada se considere emergente en este festival?
Pues estuvimos muchos días dándole vueltas a qué se podría considerar emergente o no, y al final decidimos que lo que más determinaba que una pieza fuera emergente estaba relacionado con el presupuesto. Normalmente son participantes que no tienen suficientes recursos para gastarse en un fashion film, así que pusimos el límite en 3.000€ de presupuesto para su realización. Y que los diseñadores o marcas no tuvieran tienda física también era un requisito.
El Festival celebra su entrega de premios mañana, ¿qué esperáis de esta ceremonia?
Alba: Pues esperamos que el fashion film esté latente en Barcelona. Que las personas que desconocen lo que es vean sus posibilidades y las que ya entienden de qué va, disfruten de la velada.
Eva: Aparte, esperamos que esto sirva de lanzadera para el talento escondido de nuestra ciudad y de fuera de ella.
Andrea: A nivel personal, llevamos tantos meses de locura que creo que poner el punto y final a esta primera edición nos hará ser totalmente conscientes de que esto ha pasado de verdad, que hemos levantado un festival desde cero, y que vamos camino de la segunda edición.
¿Diríais que esta primera edición ha cubierto vuestras expectativas? Contadnos acerca de vuestros planes de futuro. ¿Alguna novedad que nos podáis avanzar de cara a la siguiente edición?
Alba: ¡Me atrevería a decir que incluso las ha superado! Estamos muy contentas. Con ganas de disfrutar de la gala final, y también con ganas de sentarnos a posteriori para valorar todo lo que hemos hecho, ver qué cosas han funcionado y qué cosas hay que mejorar y, por supuesto, prepararnos para llevar a cabo una segunda edición.
Eva: Lo que está claro es que esta primera edición nos ha servido para que, una vez asentadas en el sector, nos dejaran de tomar por unas locas de veinte y pico años sin experiencia. Ahora todo será mejorar. Tenemos ganas de, por ejemplo, aumentar las categorías premiadas en la segunda edición, ya que hemos tenido que pasar por alto otros departamentos importantísimos por falta de presupuesto, así como la dirección de arte, el maquillaje y peluquería, la banda sonora, etc.
Andrea: ¡Totalmente! Como dicen Alba y Eva hay muchos factores que tenemos que replantear, pero sin duda la experiencia que hemos vivido este año nos va a ser de muchísima ayuda.

Texto
Sandra Iglesias

ic_eye_openCreated with Sketch.See commentsClose comments
CategoriesFilterArchive
0 resultados